Saltear al contenido principal
Entrevista A Jesús Ángel García Bragado

EN TAJAMAR EMPEZÓ TODO

Hace algunos días, nuestro conocido antiguo alumno Jesús Ángel García Bragado, visitó Tajamar. Recogemos algunas de sus palabras durante la conversación que mantuvimos con él:“No me esperaba que la entrega de la primera Medalla de Oro de Tajamar fuera un acto así. Pensaba que sería un acto mucho más discreto. Cuando llegué y vi a todos los chavales y profesores aquí esperando… Fue también un día muy especial, sobre todo porque en Tajamar empezó todo. Me vine a estudiar Artes Gráficas y el Club Deportivo tenía un equipazo de atletismo con chavales jóvenes, que competíamos a nivel nacional con los mejores. Aquí pude empezar a desarrollar la especialidad que me ha dado tantas alegrías. Fue un regreso al pasado, a esos recuerdos bonitos que te quedan después de haber vivido aquí tantos años.Me he llevado muchas cosas buenas en mi paso por Tajamar. Más allá de la formación deportiva y los estudios de FP, los valores que recibí aquí en Tajamar han marcado mi evolución como persona. Sobre todo te quedas con quienes transmiten esos principios, los que te han enseñado. Benigno, Güiti, Lázaro, don Rodrigo, Pedro Cerrato, no sé, tanta gente. Muchos alumnos no nos ceñimos sólo a venir a clase, hemos participado del club deportivo, de las convivencias, de tantas actividades que se realizan en Tajamar. Además, incorporas a tus padres y son vivencias para siempre, que puedes aplicar cada día el resto de la vida.Intento trasladar a mis hijas los valores que aprendí en Tajamar, aunque hoy en día, lamentablemente, la sociedad no ayuda. Es una lástima porque en nuestros días los valores que te enseñan en Tajamar casi van a contracorriente respecto a los que llegan desde otros lados. Afortunadamente, creo que con el tiempo los hijos saben apreciar lo qué es realmente importante y digno de tener en cuenta en la vida. En cierto sentido es desalentadora la ausencia de valores –esto siempre suena etéreo– que se produce en momentos de crisis, pero asentar buenos principios es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba